Según explica la empresa pública, durante todo julio se llevarán a cabo las pruebas de puesta en marcha y una vez finalizadas, previsiblemente a final de mes, se entregará la obra y se pondrá en funcionamiento. La intención es dar servicio energético a partir de la próxima temporada de calefacción, que depende de cada comunidad, pero que se hará efectiva de cara al invierno.

El coste total de las obras para extender la geotermia en Mieres asciende a 1,8 millones de euros. Este sistema de climatización producirá energía térmica en unas instalaciones centralizadas en Barredo.

Los usuarios se beneficiarán tanto económica como medioambientalmente dado que, con la firma de un contrato de suministros energéticos, Hunosa garantiza un ahorro de un 10% respecto al consumo que se produciría empleando combustibles fósiles y una reducción de las emisiones de CO2 superior al 50%.

 

Fuente: EL COMERCIO