El pozo Barredo, desde el pasado mes de octubre, luce una nueva imagen.

La entrada a la nave del pozo deja entrever lo que se encuentra en su interior, el origen de la fuente de energía que abastecerá a la nueva red de calor del municipio de Mieres. Mediante la ejecución de un panel, que cubre la totalidad del acceso a las instalaciones, la empresa Hunosa muestra de una forma moderna y creativa el cambio de uso de la instalación, fusionando la historia minera del carbón, representada por su singular castillete, con su actual función de suministro energético.